GRUPO ESPELEOL脫GICO MATALLANA

Gran Continuaci贸n en la TC-4 (Torca Marino)

Espeleolog铆a 路 Jueves 4 de Septiembre de 2008
Gran Continuaci贸n en la TC-4 (Torca Marino)

Día 4 de septiembre. 'Amanece un día despejado a pesar de las previsiones meteorológicas que indicaban que todos los demonios del mal tiempo se echarían encima nuestra. Sólo hay un poco de niebla en altura. La intención es subir hasta la TC-4 , pasar de largo el campamento interior camino de la punta y después subir a dormir, volver a bajar y otra vez a dormir antes de salir para Caín (que además son fiestas...)'


Fakir y Navarro en una meteórica jornada de 24 horas, hacen punta de exploración (pozo del Negro Zumbón) después de desinstalar el pasamanos de la cabecera , topografían el pozo que resulta tener 100 m. (75 volados) y la base del mismo. Revisan posibles continuaciones en el pozo pendiente de la última escalada de Fakir: en la base, tanto dirección Norte como Sur la galería se estrecha y se hace impracticable. A mitad de pozo, por la pared opuesta a la progresión, se pendulea [lazada vaquera a un pirulo de roca “puritito estilo Yonwaine”] hasta una ventana de pequeñas dimensiones que nos devuelve de nuevo al pozo a través de una repisa oculta. Un poco más arriba, y por el lado Sur  se vislumbraba otra posible continuación al observar una recurva en la pared que parecía que podía permitir la progresión. Un péndulo hasta este lugar les volvió a dejar con un palmo de narices al confirmar que no había paso. En el camino de la retirada se dieron cuenta que en la misma pared de la anterior ventana hay otra ventana con buena pinta y teniendo en cuenta que el pozo sigue para arriba desde la ventana de acceso, no sería muy difícil hacer una trepada hasta ganar esta nueva ventana. Se deja la cuerda de acceso a la ventana instalada para venir en otra ocasión.
En la base del Negro Zumbón encontramos factible realizar otra trepada a una fractura que se veía bastante asequible, a la izquierda de la gatera ascendente reconocida en anteriores entradas. Aparentemente iban a ser 3 metros de escalada más o menos... hasta la parte inferior de la fractura que parece que comunica con una gran repisa más alta. Nos parecía más fácil y menos trabajoso hacer esto que la nueva trepada en la ventana escalada por Faquir, y además el objetivo era acabar con las baterías del taladro, que ya estaban pidiendo botijo [...] La realidad fue muy distinta, ya que después de meter 10 spits en línea vimos que la continuación fácil era muy complicada: a tres metros, apareció una rampa de barro, una ornacina de conglomerado y se cerraba,  la roca buena rodea por la derecha este sustrato malo permitiéndonos subir poco a poco unos metros más, pero para llegar a la repisa nos iba a exigir instalar bastantes más anclajes, así que fijamos la cuerda y regresamos al campamento interior. Llegamos 24 horas después de salir de Caín’

En la segunda jornada de trabajo se decide ir a explorar el ramal Sur de la Gran Mulata , pensando en hacer algo suave debido al gran desgaste acumulado.

‘No resultó así. La parte Sur de esta gran galería es un caos de bloques espectacular. Al principio es ascendente. Llegados a un punto parece que se hace el suelo plano, habiendo varios pequeños agujeros entre bloques que no siguen, pero pegados a la pared izquierda y detrás de unos bloques gigantes, vemos como la gran fisura de la Mulata continúa en dirección SW con un descaro impresionante... parece mentira que una fisura tan grande hubiera pasado desapercibida.’

'En este punto empezamos a bajar sin parar por el fondo de esta nueva vía. Destrepamos varios resaltes, alguno bastante delicado. No podíamos malgastar el poco material con que contábamos. De pronto un resalte de unos 8 metros es necesario equiparlo con cuerda. Le metemos un trozo pequeño de cuerda de 7 mm. y continuamos en fuerte descenso. Una nueva rampa y de repente la oscuridad más absoluta lo envolvió todo... la fisura se abre en todas direcciones. Una rampa muy inclinada da paso a una caída vertical de unos 30m.

Instalamos por la pared izquierda para evitar la rampa de piedras y después de siete spits llegamos al suelo de una 'grandísísima' galería en fuerte pendiente descendente con paredes, techo y fondo que no se ven... Bajamos, ya casi sin luz, por la parte izquierda de la que bautizamos como Gran Sala del Mulatazo,  hasta alcanzar su fondo. En este punto vuelve a subir en lo que parece, por un lado una rampa inclinada y por otro una trepadita fácil a la continuación de la fisura. Decidimos darnos la vuelta y abandonamos la exploración volviendo al Campamento a descansar, para salir de la sima a mediodía del día 6, después de tres jornadas de espeleología en Picos.'

(Texto escrito por Navaro & Animal y lanzado desde Caín 7/9/08)

Galer铆a fotogr谩fica

No hay fotograf铆as de esta actividad
芦 Volver al listado de actividades